viernes, julio 09, 2010

Dia 3. 08/07/2010. Interior de Tahití



Espectacular e intenso el día que hemos tenido hoy. Contratamos en el hotel una excursión en 4x4 por el interior de la isla. Hasta ahora, las pocas horas que llevábamos en Papeete sólo habíamos visto la capital y la zona anexa al hotel donde estábamos hospedados, pero nos atraía de manera especial la zona interior, totalmente rural y aislada de la zona más turística y conocida.

A las 9:30 vino nuestro guía el cual con un 4x4 nos llevaría de visita por esta espectacular zona de la isla. A medida que nos introducíamos hacia ella, el clima cambiaba por completo. De pasar de cielos despejados y algo de calor, la zona interior cambia por completo ante nuestros ojos. El cielo se va encapotando a medida que nos alejábamos de la capital y la vegetación iba creciendo de forma exponencia. Tras algunos km por la autovía local, cogemos una desviación hasta la zona centro de la isla, abordando un carretera rural y mal estado por algunos tramos. Las paredes verticales por las que transcurría la ruta se elevaban cientos de metros sobre nuestras cabezas. Cascadas de agua por todos sitios. Vegetación muy densa y rios que atravesaban contínuamente la carretera por la que pasaba el 4x4. La lluvia era intensa por momentos y constante, pero con una temperatura sobre los 26º y una humedad del 100%.

La comida la realizamos en un restaurante local situado dentro de esta gran caldera volcánica que circunda la zona central de la principal isla de Tahití y en el regreso el guía nos llevó a un popular riachuelo, donde se crea una piscina natural azotada por las turbulentas aguas. Marcos y Oscar se dieron un chapuzón siempre con la vista en el agua por si aparecía alguna anguila, las cuales superaban el metro de longitud y que habíamos avistado en un lago cercano.

Pasadas las 18 horas, llegamos al hotel de nuevo con el tiempo justo para acercarnos a la playa y observar la puesta de Sol con la espectacular imagen de Moorea de fondo, otra de las espectaculares y más importantes islas de la Polinesia, la cual vistaremos el próximo martes. Allí nos encontramos con más cazadores de eclipses, uno de ellos un viejo conocido, Cris Maliky y su mujer, el cual conocimos en Ávila tras la observación del eclipse anular de Sol de España en 2005. Este será su 13º eclipse total de Sol, tendrá la oportunidad de observarlo en otro pequeño atolón llamado Hao.
Por la noche, nos desplazamos a una zona próxima al hotel, alejada de la contaminación lumínica, donde realizamos una observación del cielo austral, calibración de las monturas de cara al eclipse y astrofotografía.

Foto del día. Marcos y Oscar en su medio natural.


En el siguiente enlace pueden ver las imágenes genéricas de la expedición + Galería de imágenes de la Expedición
Con la tecnología de Blogger.