sábado, julio 10, 2010

Dia 4. 09/07/2010. El paraiso existe, partimos hacia Tatakoto.



Hoy nos hemos levantado temprano para realizar el check out en el hotel donde estamos alojados tras nuestra llegada. Los primeros días los hemos dedicado a conocer la capital de la isla y las zonas interiores y rurales. El nuevo hotel, situado a apenas 500 metros del inicial, es el escogido por la expedición norteamericana con la que compartiremos logística los próximos días y la observación del eclipse. El hotel dispone de todas las infraestructuras turísticas de esta zona. Grandes jardines, piscinas naturales y cabañas situadas sobre la laguna de Papeete, rodeada por su barrera de coral. Durante la mañana estuvimos por la zona de piscinas y mar, realizando algunas inmersiones y deleitándonos con el espectáculo que ofrece estas aguas cálidas. Sumergirse en ellas es como estar nadando en una pecera repleta de peces de colores y de todas las formas. Realmente espectacular.

La tarde nos deparaba otra gran sopresa. 2 conferencias magistrales de los astrónomos Glen Sneider y Fred Espenak, los más destacados cazadores de eclipses a nivel mundial e investigadores de la NASA y proyectos importes del Telescopio Espacial Hubble, entre otros. Este eclipse para Glen será su nº 29 y para Fred Espenak el nº 24. Disertaron sobre su expedición a este eclipse, los cuales observarán desde un avión a más de 12.000 metros de altitud y con la particularidad que podrán seguir la sombra lunar durante más de 9 minutos. Todo un lujo.

A la finalización de las conferencias tuvimos la oportunidad de charlar con ellos sobre los últimos datos del eclipse y anédotas de observaciones pasadas, como el encuentro que tuvo Frank con Fred Espenak en el desierto de Gobi en el eclipse del año 2008.

La noche fué de intensos preparativos, ya que teníamos que pesar y tener preparados todos los equipajes para la observación del eclipse. Mañana a primera hora partiremos en un vuelo charter hacia nuestro punto de observación, el atolón Tatakoto, y la limitación de peso es importante, más cuando intentamos llevar mucho y pesado material observacional, sólo 5kg de equipaje de mano y 10kg facturado por persona. Gracias a nuestro compañero Marcos que no ha completado su límite personal de peso facturado, Oscar ha podido ajustar el sobrepeso de 9 kg que llevaba en su equipaje.

Una vez preparado todo el material, nos retiramos a descansar ya que a las 6 de la mañana tenemos que estar en el aeropuerto. Tras 2 horas y media de vuelo esperamos llegar a Tatakoto donde observaremos el eclipse el domingo 11 de julio y pasaremos 2 noches aprovechando las espectaculares condiciones de observación para fotografiar parte del cielo sur.

El lunes 13 regresaremos en otro vuelo a Papeete y con la expedición norteamericana viajeremos en un ferry a la isla de Moorea, para pasar unos días más de turismo, ya sin la presión que supone la observación del eclipse.

En el remoto Tatakoto hay conexión a Internet, aunque nos sabemos si podremos usarla, ya que este servicio es limitado y muy caro en esta parte del planeta. La hora de conexión nos cuesta unos 15 euros de media. En cualquier caso, si no fuera posible, el lunes 12 intentaremos desde Moorea publicar las imágenes preliminares. Esperamos que el tiempo acompañe. Es la contínua incertidumbre que acompaña a este tipo de eventos astronómicos.
La fase total de eclipse sucede poco después del amanecer en la polinesia, tarde / noche en España (- 10 horas de diferencia), momento en el que se estará jugando el partido de la final del mundial. Esperamos estar informados por lo lugareños de lo que vaya aconteciendo durante el partido.

La próxima conexión si no es posible desde el Atolón el día del eclipse la realizaremos a nuestra llegada a Moorea.
Hasta pronto.

Foto del día. Marco nadando en la pecera natural


> Consulte nuestra galería de imágenes para ver las fotografías genéricas de la expedición y que complementan al texto de cada entrada del diario
Con la tecnología de Blogger.