jueves, noviembre 08, 2012

Día 4. 08/11/2012. Sólo por ellos merece la pena estar aquí




El dia de hoy ha sido largo. Más de 300km de carretera para visitar una reserva de vida salvaje y el parque nacional de Blue Mountains. Conducir por la izquierda y volante a la derecha es un tanto estresante. Frank ha sabido llevarnos por esas carreteras del interior con las indicaciones de Óscar y Antón.

Tras el desayuno visitamos una reserva de fauna salvaje a unos 45 km de Sydney. Más adelante con más tiempo ofreceremos información adicional, solo decir que la visita la habíamos estimado en 1 hora y pasamos allí casi 5 horas. Sólo por disfrutar de la fauna local merece la pena venir hasta las antípodas. Los koalas espectaculares !!

Casi sin tiempo seguimos la ruta hasta el parque nacional de Blue Mountains. Un paraje natural de gran belleza con cascadas, cañones espectaculares llenos de vegetación y roques de piedra caliza que casi tocan el cielo.


A la vuelta, ya anocheciendo visitamos el parque olímpico de Sydney 2000 y el majestuoso estadio. Nos sorprendió que parte de la zona aún permanecía casi intacta como si las olimpiadas se hubieran celebrado hace pocos meses. Vallas publicitarias, zonas delimitadas para pruebas externas ... En perfecto estado de conservación.

El final del día lo hemos pasado de nuevo en la zona del puerto para fotografiar el teatro de la ópera por la noche.


Mañana el día promete más emociones. Visitaremos el acuario de la ciudad, según nos comentan de los más espectaculares del mundo y la famosa playa de Bondi. Por la tarde algunas visitas al centro y preparar las maletas ya que el sábado tenemos a primera hora el vuelo a Cairns, ya centrados en el eclipse del próximo 14 de noviembre.
Con la tecnología de Blogger.